Consejos para mantener su estación eficiente durante el verano

Consejos para que su sistema de aire comprimido sobrelleve de buena forma las altas temperaturas del verano.

Los sistema de aire comprimido se pueden ver afectados por el clima cálido y, a medida que suben las temperaturas, podemos detectar como aparecen problemas que requieren mantenimiento.  Consejos para evitar los costosos recesos operativos del verano

1. Cambiar el aceite

SIGMA FLUID coolant

En algunos casos, la vida útil de su aceite, se puede ver reducida a la mitad por efecto de las altas temperaturas y por la humedad. El aceite/fluido del compresor cumple varias funciones muy importantes:

  • Lubrica los rodamientos
  • Absorbe y elimina el calor de la compresión
  • Forma un “sello líquido” con el cual se previene la pérdida de aire a presión
  • Previene el contacto entre metales
  • Elimina las partículas contaminantes

Cambiar el aceite/fluido, de acuerdo al programa de mantenimiento, mantiene una viscosidad apropiada para una mejor lubricación, además elimina la humedad, los ácidos, los metales de desgaste y otros contaminantes. Cambie el aceite y el filtro de su compresor antes del verano y, de esta forma, su compresor podrá combatir de forma exitosa las altas temperaturas veraniegas. Además, le sugerimos siempre realizar un análisis del fluido para así detectar posibles problemas y, así, evitar reparaciones costosas y recesos operativos.

2. Revisar el sistema de fluido

Para mantener un enfriamiento y lubricación adecuados, y evitar recesos operativos, revise que el flujo del aceite del compresor no presente restricciones.

3. Cambie el filtro de admisión

Maintenance – In safe hands with KAESER

Para mantener una compresión eficiente y una temperatura operativa adecuada, cambie el filtro de admisión, según lo estipulado en el programa de mantenimiento. Al cambiar el filtro de aire, también se mantiene el aceite limpio por más tiempo, brindando una mejor protección a los rodamientos de la unidad de compresión.

4. Revise sus bandas y acoplamientos

A lo largo del tiempo, el calor puede degradar las bandas y acoplamientos hechos en polímero. Revise las bandas para detectar la presencia de desgaste y grietas. El desgaste en las bandas reduce la eficiencia. Si no tiene información de cuando se realizó el último cambio, es hora de hacerlo o por lo menos tener un repuesto a mano. Las transmisiones de acople directo están diseñadas para durar mucho más tiempo, de todas formas se debe verificar posible signos de desgastes para evitar recesos operativos inesperados.

5. Ventilación de la sala de compresores

La mala ventilación puede aumentar las temperaturas de operación, acortar la vida útil del aceite y disminuir la eficiencia del compresor. Asegúrese de brindarle a sus equipos la cantidad necesaria de aire fresco que requieren. La sala de compresores debe contar con una ligera sobrepresión. Las persianas y ventiladores de tamaño adecuado pueden realizar el trabajo. Considere instalar conductos para eliminar el aire caliente que sale del compresor, ya que necesita tener una forma de salir de la sala. En el caso que cuente con conductos con controladores termostáticos, asegúrese de que estén funcionando bien. Revise los otros equipos que se encuentran en la sala de compresores y asegúrese de que no estén agregando un exceso de calor.

6. Limpie los enfriadores

Para mantener las temperaturas de operación y de salida en un mínimo, los fluidos y los postenfriadores deben estar libres de suciedad y residuos. De esta forma, los secadores serán más eficientes y se extenderá la vida útil del fluido. Cambie o limpie los mantos filtrantes del enfriador, si los tiene. Durante los meses de verano es trascendental mantener los postenfriadores limpios.

7. Revise su tablero eléctrico

La acumulación de polvo y suciedad pueden formar una capa aislante y producir calor en los componentes eléctricos. Revise el buen funcionamiento del ventilador del tablero eléctrico y limpie o, en el caso necesario, reemplace los filtros. ¡Aviso! Al momento de limpiar el tablero eléctrico, emplee las precauciones de seguridad necesarias.

8. Equipos para el tratamiento de aire comprimido

Air treatment and condensate technology

La mayoría de los equipos de tratamiento de aire están diseñados a 100 psig y 100 °F (38 °C) de admsión del aire comprimido, y 100 °F (38 °C) de temperatura ambiente. Durante los meses cálidos del verano, cualquier aumento en estas condiciones puede afectar la capacidad del equipo. Lo primero es mantener limpio el postenfriador.

9. Realizar los mantenimientos a su secador

Los secadores refrigerativos operan mejor cuando tienen un suministro constante de aire limpio y fresco. Asegúrese de que su secador esté bien ventilado y obtenga la mayor cantidad de aire fresco posible. Limpie el condensador. Si está bloqueado con suciedad y residuos, no puede operar bien y el secador se puede sobrecalentar. Además, revise el nivel del agente refrigerante.

10. Revisar todos los drenes de los tanques, secadores y filtros

Sus filtros y secadores trabajan arduamente para eliminar el agua sobrante que se produce durante los meses de verano calurosos y húmedos. Asegúrese de que los drenes funcionen correctamente para que puedan sacar el agua del aire comprimido. Muchos drenes tienen botones de prueba. Ajustar la configuración del temporizador en los drenes, si los tiene.